USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

GOLD PANDA Lucky Shiner

Ghostly International-Popstock!
GOLD PANDA, Lucky Shiner
 

De un tiempo a esta parte, los discos de electrónica mejor valorados poseen un tacto semiorgánico y provocan una agradable sensación de euforia. Hoy se lleva más la electrónica que transmite sentimientos que la que imagina espacios futuros o solo busca la efectividad bailable. Y si The Field (“From Here We Go Sublime”), James Holden (“The Idiots Are Winning”), Four Tet (“There Is Love In You”), Delorean (“Subiza”) y Caribou (“Swim”) ya han publicado ese tipo de obra que genera un amplio consenso entre público y crítica, ahora es Gold Panda quien aspira a ello con este debut expansivo, intrincado, puntualmente bailable, pero siempre confortable.

El inglés Derwin Panda no tira tanto de la psicodelia orgánica como algunos de los antes citados, sino que para crear ese ambiente ensoñador e incluso melancólico puede recortar la voz de una anciana, unos punteos de guitarra acústica y todo tipo de sonidos incidentales que acercan su música a la vida real y, por lo tanto, al corazón de quien escuche. (En este sentido, impresiona lo muy evocadora que puede ser la charanga de percusiones de latón sobre la que se construye “I’m With You But I’m Lonely”). La meta de “Lucky Shiner” vuelve a ser esa sensación de cálido optimismo tan bien valorada estos días, pero Panda llega a ella escudándose en el crepitar de la IDM, en los infalibles crescendos de la electrónica trancera planeadora, en unos pasajes de desconcertante y mullida rítmica cinética y, también, en esos profundos beats que, además de agitarte, quieren arroparte.

Etiquetas: 2010
Arriba