×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

HARRY DEAN STANTON Partly Fiction

Omnivore
HARRY DEAN STANTON, Partly Fiction
 

En 2012 se estrenó en el Festival de Venecia “Harry Dean Stanton: Partly Fiction”, un documental de Sophie Huber que retrata de forma serena y hermosa a Harry Dean Stanton, una de las figuras más enigmáticas y apasionantes de la cultura norteamericana. En el filme, Stanton canta varias de sus canciones favoritas con una voz cálida, susurrante y mineral que raja el corazón. Honestidad brutal en unas interpretaciones casi a pelo (el propio actor se acompaña con armónica, la guitarra acústica de Jamie Jones y el bajo ocasional de Don Was) que, afortunadamente, ahora se recopilan en CD y vinilo para que este tesoro no se pierda entre el detritus de la nube digital.

Aunque en 1993 ya había publicado un 7” –hoy pieza de coleccionista–, este es el primer álbum de un Mr. Stanton de 88 años que ha paseado su rostro desencantado, sarcástico y torturado por películas como “Pat Garrett & Billy The Kid” (Sam Peckinpah, 1973), “Alien” (Ridley Scott, 1979) y “Repo Man” (Alex Cox, 1984), con dos cúspides inolvidables: “Paris, Texas” (Wim Wenders, 1984) y “Una historia verdadera” (David Lynch, 1999).

En “Partly Fiction”, el disco, el actor, desde la sala de estar de su domicilio, nos acuna con apropiaciones de, entre otros, Roy Orbison (el “Blue Bayou” de apertura), Chuck Berry (“Promised Land”) y Kris Kristofferson (“Help Me Make It Through The Night”), recupera la “Canción mixteca” (recitado en inglés, interpretación en castellano) que aportó con Ry Cooder a “Paris, Texas”, mece el country “She Thinks I Still Care” que popularizó George Jones, finaliza con “Danny Boy” (“se acabó”, se oye) y eleva hasta cimas insospechadas el “Everybody’s Talkin’” de Fred Neil (“esta va sobre heroína”, apunta) vaciando las entrañas de una de las mejores canciones de los sesenta. Un disco único y, probablemente, irrepetible.

“Everybody's Talkin’”.

Arriba