×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2018)

HELENA DELAND From The Series Of Songs “Altogether Unaccompanied” Vol. I & II

Luminelle
HELENA DELAND, From The Series Of Songs “Altogether Unaccompanied” Vol. I & II
 

La cantautora canadiense Helena Deland podría estar a punto de saltar al estrellato indie después de pasar demasiado desapercibida –como tanto artista delicado en estos tiempos ruidosos– con el EP “Drawing Room” (2016), una joya arreglada, mezclada y grabada por Jesse Mac Cormack (Emilie & Ogden).

Todo gracias a un doble single –o EP, según a quién preguntes– en el sello Luminelle, label cocreado por el muy seguido blog ‘Gorilla Vs. Bear’ y Fat Possum. Tener estas marcas detrás solo puede ayudarle, pero es que, además, las de los dos volúmenes de “Altogether Unaccompanied” son las mejores canciones que haya lanzado hasta ahora: “pop sincero” (así lo llama ella) tan cuidado en partitura como en sonido, muy diverso a nivel de estilo pero unido, según Deland, por “la idea de relación; el sentimiento de estar a menudo completamente perdido en compañía de otros”.

Deland cantó en antiguas grabaciones de Men I Trust, con los que comparte, claramente –como con TOPS, también de Montreal–, el gusto por los sonidos smooth, el sentido del espacio o las melodías lánguidas no exentas de picos dramáticos. La conexión se advierte sobre todo en la inicial “There Are A Thousand”, en la que el bajo oscilante es, por otro lado, puro Air, y en “Body Language”, cuyos aires soul hablan de Deland como artista de precoz versatilidad.

Esto último queda confirmado en “Perfect Weather For A Crime”, canción de empuje rock (bastante Feist) sobre el cansancio pegajoso propio del verano y el gusto por el anhelo, o en “Take It All”, donde Leland desgrana asimetrías amorosas sobre una base post-trip hop. Cómoda en cualquier paisaje sónico y capaz solo del acorde perfecto y el giro melódico que te desarma incluso a la septuagésimo octava escucha, Leland debería dar que hablar. Mala noticia –o señal de loable perfeccionismo–: quiere tomarse su tiempo para grabar el álbum.

“There Are A Thousand”.

Publicado en la web de Rockdelux el 21/3/2018
Arriba