×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

HINDI ZAHRA Handmade

Blue Note-EMI
HINDI ZAHRA, Handmade
 

Pocos discos crearán tanta confusión como “Handmade”. De entrada, en las tiendas lo colocan en la sección de “músicas del mundo”, junto a los trabajos de, por ejemplo, Smod y Staff Benda Bilili. Supongo que lo habrán decidido por el nombre de la chica, su aspecto y esa portada posando en lo que parece un almacén. Más de uno se llevará un chasco. Eso no es todo: Hindi Zahra graba para Blue Note, tiene un look étnico pero no hace world music, y está afincada en París pero canta en inglés. ¿Pero quién demonios es Hindi Zahra? Una cantautora (además de multinstrumentista, arreglista, productora, poetisa y pintora) marroquí de origen bereber, colaboradora de Spleen y admiradora de Cheikha Rimitti y Oum Khalsoum, pero también de Ali Farka Touré, Ismaël Lo, Aretha Franklin, James Brown, 2Pac y A Tribe Called Quest.

Y es que su debut, “Handmade”, tampoco lo pone fácil. De entrada, la primera canción, esa magnífica “Beautiful Tango” que firmaría sin problemas Madeleine Peyroux, provocó que ‘The Wire’ la nombrara “sucesora de Billie Holiday”. Con un par. Esa pátina entre el jazz, el blues y las ensoñaciones waitsianas persiste en “At The Same Time”, “Imik si mik” y “Don’t Forget”. Y aún hay más, porque resulta que “Oursoul” no es un título en inglés, sino en bereber, pero musicalmente se acerca al folk y al americana, al igual que “Fascination”, “Set Me Free” (casi un cántico country-blues) y “Kiss & Thrills”. Únicamente en “Stand Up” asoman de forma más clara las raíces marroquíes con el sonido de la mandora y el bendir, pero eso es todo. Conclusión: Hindi Zahra es una de las artistas, digamos “globales”, más fascinantes e inclasificables surgidas recientemente.

Etiquetas: 2010
Arriba