USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

HOLLY HERNDON Platform

RVNG Intl.-4AD-Popstock!
HOLLY HERNDON, Platform
 

La obra de Holly Herndon parte de una idea que no es nueva, pero que tal como ella la enuncia resulta altamente seductora: todo internet es un instrumento. El ordenador portátil solo es una herramienta, un conducto para transformar en sonido la información que flota en la red. Si a los músicos de laptop se les ha recriminado que su manera de operar es tramposa –no se sabe si están “tocando” o mirando el correo, lo que se conoce como “hacerse un Villalobos” (más por Celia que por Ricardo)–, Herndon le da la vuelta al argumento y asegura que una llamada entrante de Skype, un email o una búsqueda en Google también pueden convertirse en música. Por eso, sus composiciones –tanto las de “Movement” (2012) como las de este “Platform”– se encuentran en esa intersección entre la familiaridad y lo alienígena.

Herndon, que cursa estudios de doctorado en la Universidad de Stanford, es la continuación de una línea de composición electroacústica made in California iniciada por Terre Thaemlitz y continuada por Matmos: le apasiona el techno, y los pasajes más adictivos del álbum son aquellos que se sostienen sobre beats quebrados (“Interference”, “DAO”), pero no piensa solo en el club. Su data flow es mucho más complejo, la lleva a samplear video-clips de YouTube para estimular el hormigueo de esa respuesta neuronal conocida como ASMR (“Lonely At The Top”), y oscila entre lo humano –los continuos recortes de su voz, trabajada a medio camino entre la música concreta y el 2-step: “Chorus”, “Unequal”, “Home”– y lo algorítmico.

La materia sonora de “Platform” es a la electrónica lo que “Ghost In The Shell” al cine de animación: argumento cambiante, futurismo inestable, pasa de la excitación a la confusión, requiere tiempo y esfuerzo, pero es lo más serio, interrogativo y fascinante que le está sucediendo ahora mismo a la música con máquinas.

"Interference".

Arriba