USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

HOMBRES G Hombres G. Edición especial 30 aniversario

GASA-Warner
HOMBRES G, Hombres G. Edición especial 30 aniversario
 

Puede que a más de un lector le haya salido un sarpullido al ver el nombre de Hombres G referenciado en Rockdelux. Keep calm and sufre, mamón.

Coincidiendo con el 30º aniversario de su publicación, se reedita en formatos vinilo y CD (este con el DVD adicional “Fue hace 30 años”, documental retrospectivo sobre su grabación) “Hombres G” (Twins, 1985), álbum de debut de la banda de David Summers. Un disco, punto de partida de uno de los fenómenos de fans más rotundos que ha vivido nuestro país, que, tras esa genial portada con Jerry Lewis y Stella Stevens birlada de un fotograma de “El profesor chiflado” (Jerry Lewis, 1963), esconde un puñado de canciones que aún hoy siguen resultando irresistiblemente irresistibles.

Ciertamente, hay instantes en “Hombres G” (especialmente cuando se ponen insufriblemente ñoños con baladillas como “No lloraré” o esa “Sin ti” con tufillo a Gilbert O'Sullivan) que ya apuntan al grupo babosamente edulcorado y anodino en el que, tomándose demasiado en serio a sí mismos, acabarían convirtiéndose. Pero, a rebufo de la movida madrileña (“Lawrence de Arabia” es prima segunda de “Gran ganga” de Almodóvar y McNamara), versión apta para todos los públicos de Los Nikis (los describieron como pijipunk y “Matar a Castro” evidencia el porqué), en 1985 Hombres G todavía eran una entrañable panda de adolescentes con el don de escribir melodías de una nimiedad extraordinaria y letras de una estupidez sublime.

Disco intrascendentalmente esencial –lo mismo que el posterior “La cagaste... Burt Lancaster” (1986)–, guste o no, temas como “Venezia”, “Dejad que las niñas se acerquen a mí” y “Devuélveme a mi chica” ocupan un lugar prominente en la antología del pop español.

“Venezia”.

Publicado en la web de Rockdelux el 15/6/2015
Arriba