×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

HOMESHAKE Fresh Air

Sinderlyn
HOMESHAKE, Fresh Air
 

Peter Sagar sigue viendo la sombra de Mac DeMarco adosada a su chepa, aunque quizá por poco tiempo. Que el uno tocó la guitarra en la banda del otro hasta 2013 comienza a ser poco más que un anecdótico gancho para notas de prensa. Y es que el tercer disco de Sagar bajo su alias Homeshake, “Fresh Air”, marca más distancia que nunca entre los dos. Puede que sigan compartiendo aspiraciones (ambos defienden proyectos estéticamente desaliñados y despreocupados, casi maqueteros), pero ahora parecen querer alcanzarlas de formas notablemente distintas.

Salvo alguna excepción –“Getting Down Pt. II (He’s Cooling Down)”, “So She”–, se olvida del instrumento que le unió a DeMarco y se entrega a un universo de sintetizadores y cajas de ritmos de baratillo que, pese al título del álbum, aturde como un dormitorio adolescente sin ventilar. Dicho en el buen sentido, que resulta que lo tiene: “Fresh Air”, con sus melodías de teclado de juguete, sus bases R&B de segunda mano y sus voces aflautadas, termina envolviendo con su raro encanto. Nunca en la primera escucha, más allá de un puñado de piezas instantáneas que sacan del ensimismamiento temporalmente (proto-hits como “Call Me Up”, “Every Single Thing” o “Serious”). Hay bordes de pizza roídos en el escritorio, alguna mancha sospechosa en las sábanas y el olor está por descifrar, pero uno está bien aquí sin saber muy bien por qué.

“Call Me Up”.

Etiquetas: 2010s, 2017, Canadá, lo-fi, R&B, synthpop
Arriba