×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

HOW TO DRESS WELL Care

Weird World-Music As Usual
HOW TO DRESS WELL, Care
 

Pasan los discos, ya van cuatro, y uno empieza a pensar seriamente que la atmósfera brumosa o directamente sucia que vestía la música de How To Dress Well en sus primeros pasos no era tanto una elección premeditada como un efecto de la lógica escasez de recursos. Podría decirse que, en cierto modo, el Tom Krell de principios de esta década sonaba como podía y no como pretendía. Curiosamente, en un sello esquivo y rebuscado como Tri Angle, casa que lanzó su debut en 2010, destacaba por su carácter accesible, pero Krell quería más. Desde entonces, cada año par ha servido para que HTDW se acerque un poco más a las radios.

Con “Care”, la aproximación definitiva, se pierden delicadeza y solemnidad, tanto en lo musical como en lo lírico. Posiblemente, lo primero sea consecuencia de lo segundo: un contenido menos compungido que de costumbre (aunque igualmente sincero, esta vez con el eje en lo físico y no en lo emocional) tiene reflejo en un continente directo, incluso bailable (“Salt Song”, “Anxious”), en el que el R&B cede algo de terreno a un rock excesivamente edulcorado con los peores tics AOR. A la cuarta se completa la conversión pop. Y, ya consumada, da la sensación de que el viaje (sus maravillosos dos trabajos anteriores) ha merecido bastante más la pena que el destino.

“Anxious”.

Arriba