USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

I-ROY Gussie Presenting I-Roy

Sunspot-Sanctuary-Discmedi
I-ROY, Gussie Presenting I-Roy
 

Jamaica como paraíso inagotable y el DJ –en su acepción caribeña– como objeto de culto y veneración. De Augustus Pablo a Alton Ellis, pasando por The Heptones, los pilares de carga de Studio One o Roland Alphonso & The Soul Brothers, Roy Samuel Reid, más conocido como I-Roy (1944-1999), llegó con las espaldas bien cubiertas y las alforjas repletas de bajos elásticos y gomosos. Compañero de quinta de U-Roy y Big Youth, el de St. Thomas fue uno de los disc-jockeys que marcó el ritmo en los setenta y uno de los que mejor supo combinar el manejo de piezas maestras con el injerto de recitados y, al mismo tiempo, mantener el equilibrio entre la gravedad lírica de cortes como “Red Gold Green” y la ligereza de “Melinda” o “First Cut Is The Deepest”.

Todo eso es lo que supo capturar el productor Gussie Clarke en este álbum que crece alrededor de las proclamas de “Blackman Time”, armado sobre el “Slaving” de Lloyd Parks, y que se balancea entre el rocksteady y el reggae para presentar en sociedad al volcánico y lenguaraz I-Roy. El disco, publicado originalmente en 1973, regresa ahora en formato LP y con el añadido de un 10” que exhuma piezas como “Magnificent 7” y “High Jacking”, sus primeras colaboraciones con Clarke, pero queda lejos, muy lejos, de la reedición que se publicó en 2007 y en la que se incluían tanto los originales de las canciones que I-Roy hizo suyas como grabaciones inéditas del jamaicano. En este caso, hay que conformarse únicamente con el material de primera mano, el que convirtió a I-Roy en una celebridad de los sound systems y en un maestro del ritmo que celebraba las raíces del reggae moldeándolas a fuerza de veborrea.

“First Cut Is The Deepest”.

Publicado en la web de Rockdelux el 3/12/2015
Arriba