USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

JANE BIRKIN Birkin Gainsbourg. Le symphonique

Parlophone
JANE BIRKIN, Birkin Gainsbourg. Le symphonique
 

En su primer álbum en estudio desde “Enfants d'hiver” (2008) y tras superar tragedias varias –el suicidio en 2013 de su hija Kate; el diagnóstico de una leucemia–, Jane Birkin vuelve la mirada una vez más hacia la obra de su inseparable Serge Gainsbourg. La novedad: es la primera vez que las canciones de Lucien Ginsburg reciben el tratamiento de orquesta sinfónica. Y el traje no le sienta mal, no.

Birkin, como siempre, se rodea de colaboradores con hoja de ruta fiable: los arreglos los firma el pianista japonés Nobuyuki Nakajima –búsquenlo en los créditos de varios álbumes de Sakamoto– y el disco se ha grabado con la prestigiosa Polish Radio Orchestra.

Se picotea del repertorio que Gainbourg le escribió a Birkin para discos como “Ex fan des sixties” (1978), “Baby Alone In Babylone” (1983) y “Lost Song” (1987), sin olvidar los míticos “Jane Birkin & Serge Gainsbourg” (1969) e “Histoire de Melody Nelson” (1971); el inevitable broche de oro de los veintiún cortes lo pone, por supuesto, “La javanaise”.

La vocecita de Jane parece bendecida por los dioses del pop: su fragilidad resuena sin fisuras, como si el rodillo del tiempo se hubiera olvidado de ella. Y el vestido de gala orquestal, suntuoso pero nada impostado, le añade nuevos colores y sabores a piezas de resistencia como “Requiem pour un con”, “La chanson de Prévert”, “Manon”, “Jane B.”  “L'anamour” y “Pull Marine” (esta última recuperada del único álbum de Isabelle Adjani, editado en 1983). El tracklist no se olvida de partituras donde Mr. G recurrió a compositores clásicos (Chopin, Brahms, Grieg) para vestir sus fantasías, redondeado un irresistible desfile de alta costura pop. Gainsbourg & Birkin forever!

“Baby Alone In Babylone”.

Arriba