USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

JEFF BRIDGES Jeff Bridges

Blue Note-EMI
JEFF BRIDGES, Jeff Bridges
 

Que quede de inicio claro: este no es el primer disco de Jeff Bridges. Publicó hace once años su ópera prima, “Be Here Soon” (2000), en un minúsculo sello independiente. Tampoco se puede considerar el nuevo, a diferencia de aquel, una obra de cantautor. Bridges solo firma ahora dos cortes y medio, frente al setenta por ciento que rubricó entonces. Lo que a nadie se le escapa es el detonante para volver al ruedo: su oscarizado papel en “Crazy Heart”, en el que cantaba en la piel de un artista country. Varios de los compositores de la banda sonora y su muñidor en la producción, T Bone Burnett, repiten aquí, y al trío de compinches de este (los instrumentistas Dennis Crouch, Jerry Bellerose y Marc Ribot) se unen sutiles apoyos vocales de Rosanne Cash y Sam Phillips.

Pero lo más importante: ¿la cosa tiene miga o queda en capricho de astro? Más bien lo primero, aunque el álbum no acabe de funcionar. Y no por las composiciones del actor: “Falling Short” posee gracejo loser; la oscura “Tumbling Vine”, sin partir la pana, al menos rompe rutinas vaqueras; y “Slow Boat”, escrita a dos manos con Burnett, ofrece un ritmo casi de paso de Semana Santa ligado a su voz más cavernosa. Lástima que esta tercera se alargue hasta los seis minutos y encierre alguna guitarra plomo: lo de la garganta tipo fosa abisal animaba, dado que la relajación de Bridges y la austeridad del productor estrella conspiran en el disco a favor de Morfeo.

El bisbiseo del solista toca techo en “Nothing Yet”, póstuma aportación de Stephen Bruton junto a la trotona “What A Little Bit Of Love Can Do”. Y sobresale, como si a Randy Newman se le pusiera voz de JJ Cale, en un tema de Greg Brown, “Blue Car”. En el resto, Bridges agrada pero no emociona. Aunque seguro que tampoco lo pretende.

“Blue Car”.

Publicado en la web de Rockdelux el 23/11/2011
Arriba