×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

JOHN CONGLETON AND THE NIGHTY NITE Until The Horror Goes

Fat Possum-[PIAS] Iberia & Latin America
JOHN CONGLETON AND THE NIGHTY NITE, Until The Horror Goes
 

John Congleton, ahora conocido por su trabajo como productor, ingeniero y mezclador, lideró entre 1998 y 2010 el grupo noise-pop de ramalazo emo The Paper Chase, cuya disolución dejó a medias un díptico sobre desastres naturales. “Until The Horror Goes” significa su regreso a la creación 200% propia, ahora con el proyecto que estrenó –sin el “John Congleton And…” delante– en 2011 con el EP “Dimples”. Suena a versión evolucionada de su antigua banda, con producción depurada a pesar de las múltiples capas y con un nuevo tacto electrónico que le sienta bastante bien.

Congleton es hábil en la composición –un puñado de estas melodías exaltadas recuerdan a las mejores de Grandaddy y The Flaming Lips–, pero sobre todo a la hora de disponer sonidos inquietantes o inesperados, como esos violines que parecen chillar al principio de “Your Temporary Custodian”. Estamos ante un nerd del cine de terror y se nota; no solo en esas cuerdas, sino también en la atmósfera siniestra de “A Tale Told By An Idiot” o el vídeo de “Until It Goes”, protagonizado por un antiguo oficial nazi que recibe la visita de un ángel de la muerte.

Antaño asediado por pensamientos negativos, Congleton parece aceptar ahora todas las amenazas del mundo y se prepara con humor para lo peor; incluso acaba el disco (en la espectral “You Are Facing The Wrong Way”) pidiendo una bolsa para cadáveres, quizá para el suyo propio.

“Your Temporary Custodian”.

Arriba