USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2010)

JOHN MARTYN Live At Leeds (Deluxe Edition)

Universal-Island
JOHN MARTYN, Live At Leeds (Deluxe Edition)
 

El 13 de febrero de 1975, cinco años después (menos un día) de que The Who registraran la base del álbum “Live At Leeds” (1970) en el refectorio de su universidad, un John Martyn de 26 años pisaba las mismas tablas para casi dar carpetazo a la gira de presentación de su más reciente trabajo, “Sunday’s Child” (1975), “el álbum familiar, muy feliz, puramente romántico”, en sus propias palabras. Nadie lo diría a juzgar por el efecto montaña rusa –entre la caricia y la fuga– que exhibió la música de Martyn en aquel disco, tres de cuyos seis temas originales se descubre ahora que fueron grabados en otro concierto en Londres.

Tras las reediciones en CD de 1992 y 1998 –con cinco extras–, y de “Live At Leeds And More” (2006) –doble con anacrónicos añadidos–, John Hillarby (compilador y reseñador de esta Deluxe Edition) reescribe la crónica de “Live At Leeds” (1975) eliminando los cortes grabados en la capital inglesa y montando, por primera vez, la sesión de Leeds en su totalidad, ensayos y prescindibles apariciones de Paul Kossoff (ex Free) incluidas. De esta fidedigna recuperación también forman parte los desmedidos diálogos, bromas, insultos y gritos que un espitoso Martyn, erigido en paladín del echoplex, compartió con sus compañeros de escenario: el batería John Stevens y el bajista Danny Thompson.

Cambia, pues, sustancialmente el guion y se sustituyen versiones de “Outside In”, “Solid Air” y el “I’d Rather Be The Devil (Devil Got My Woman)” de Skip James anteponiendo la legitimidad histórica en detrimento del fetiche discográfico. Extensión y parrafadas de Martyn rebajan el impacto del original en aras de una verosimilitud que ahora nos permite disfrutar de inéditos como sendas tomas de la deliciosa “May You Never”.

“May You Never”.

Arriba