USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2009)

JOHN MARTYN Solid Air (Deluxe Edition)

Island-Universal
JOHN MARTYN, Solid Air (Deluxe Edition)
 

Poco más puede añadirse a la excelente revisión que Ricardo Aldarondo escribió para esta revista en enero de 2009 sobre John Martyn (1948-2009) y su obra (ver Rockdelux 269). Pero trabajos como “Solid Air” (1973) necesitan en realidad pocos pretextos: su magistral sentido del eclecticismo (consigue por ejemplo fusionar folk y jazz sin empeorar el primero con el segundo), la armonía perfecta entre canción e improvisación, la voz experimental de Martyn, la presencia de músicos tan buenos como Danny Thompson (su contrabajo marcó el sonido de este disco), melodías tan eternamente reconocibles como “May You Never”, “Over The Hill”, “The Man In The Station” y “Go Down Easy”, incluso el misticismo de los discos tocados por la mano de Dios con la presencia de Nick Drake en espíritu, en quien no solo el tema “Solid Air” está inspirado.

Rastros obvios pueden detectarse en gente tan válida como Ben Watt con su LP “North Marine Drive” (1983); The Durutti Column por el uso del echoplex; Mark Kozelek por su forma arrastrada de cantar, de puntear la guitarra y de extender los temas (la maravillosa “When It’s Dark” es la prueba); o en el mismo trip-hop (“Solid Air” contiene la densidad requerida).

Los añadidos que ofrece Universal en esta edición-remasterizada-de-lujo (y ya lo es pagar lo que pagamos los nostálgicos) consisten en un segundo compacto con dieciséis temas. Tomas alternativas, demos, la versión single de “May You Never” y varios cortes grabados en directo. Un segundo volumen que funciona bien gracias a la calidad del material rescatado, como una frenética lectura de “Over The Hill”, una toma en directo del “I’d Rather Be The Devil” del bluesman Skip James, con dos minutos y medio más de éxtasis que la incluida en el LP original, y la maqueta anteriormente comentada de “When It’s Dark”.

“Solid Air”.

Arriba