USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2005)

JOSÉ GONZÁLEZ Veneer

Imperial-Discmedi
JOSÉ GONZÁLEZ, Veneer
 

Aunque tanto acento y tan castizo apellido puedan dar lugar a alguna que otra equivocación, al nombre de José González responde un áspero e imaginativo cantautor sueco con las raíces bien plantadas en el folk de interiores de ascendencia norteamericana. Así lo demuestra “Veneer”, trabajo editado en 2003 en su país de origen por el sello Imperial Recordings y que al resto de Europa y Estados Unidos llegó dos años después. En España, Discmedi lo distribuyó a finales de 2005, justo cuando “Heartbeats”, sencilla y elegante versión de The Knife incluida en el álbum, se convirtió en la banda sonora de un anuncio de televisores.

De padres argentinos y relacionado, por aquello de lo geográfico, con los noruegos Kings Of Convenience, González recorre la senda de cantautores crepusculares que va de Nick Drake a Jason Molina defendiéndose únicamente con una guitarra y ocasionales añadidos de percusión y trompeta. El acabado, como de andar por casa e iluminado siempre a medias, hace inevitable volver la vista hacia los primeros trabajos de Elliott Smith, artista con quien el sueco comparte cierta dulzura ajada e hipnótica en la voz y un gusto por la melodía taciturna evidente en “Remain” y “Stay In The Shade”.

Aun así, tanto la musicalidad mínima como los acordes espaciosos hacen que “Veneer” sea el compañero de viaje ideal del “Didn’t It Rain” de Songs: Ohia. Y es que, igual que Jason Molina, González se mueve por las sombras del folk subterráneo saboreando cada sílaba, degustando con paciencia cada nota y trazando arcos góticos sobre unas composiciones que derrochan intensidad y emoción –como prueba, la sobrecogedora “Crosses”–.

“Heartbeats”.

Arriba