USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

KANYE WEST & JAY-Z Watch The Throne

Roc-A-Fella/Universal
KANYE WEST & JAY-Z, Watch The Throne
 

Si Kanye West no fuera Kanye West, esta sería la mejor respuesta a Kanye West. La réplica más firme y convincente, en su mismo idioma y casi tema por tema, al apabullante y engreído “My Beautiful Dark Twisted Fantasy” que él mismo entregó a finales del año pasado. El beef estaría servido. Pero es notorio que el de Chicago se cree –él diría que se sabe– en una competición sin otro rival más que él mismo, una suerte de odisea de shadowboxing contra las circunstancias y en pos del destino, y en su pequeño y caro universo ultracompetitivo solamente más es más. Así, no es difícil imaginarlo discutiéndose frente al espejo: “Veo tu ‘All Of The Lights’ con Rhianna y subo a un ‘Lift Off’ con Beyoncé. Tú dices ‘POWER’, yo digo ‘Murder To Excellence’”.

Y así podríamos continuar con los dieciséis temas de un álbum que intuíamos sería una de esas bravatas fallidas que los colegas se lanzan en momentos de euforia etílica, pero que, obviando (que no es poco obviar) el artwork bañado en oro de Givenchy y la cateta obsesión por asimilar la realeza con el talento, dejando de lado incluso el impresionante rango de los reclutas, se erige finalmente en un capricho convertido en obra importante del hip hop mainstream. Junto a Jay-Z –que se hace notar, pero que más que coautor parece un digno escudero del rey–, West vuelve a apelar a nuestra empatía por sus miserias de rico y famoso, mientas su “p-p-p-paranoia” continúa alimentando nuestro deleite.

“Murder To Excellence”.

Arriba