USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

KAREN DALTON 1966

Delmore
KAREN DALTON, 1966
 

Este excepcional “1966” representa el tercer rescate de grabaciones caseras de Karen Dalton (1937-1993) del que podemos disfrutar en los últimos años tras “Cotton Eyed Joe” (2007) y “Green Rocky Road” (2008). Un caso único de justificada reverencia si consideramos el perfil de culto de la guitarrista y cantante norteamericana. Aunque como decía recientemente Enrique Vila-Matas en una de sus charlas, los Beatles también son artistas de culto puesto que culto es lo que se les rinde. Catorce temas impecables (salvo algún pequeño desliz como en “God Bless The Child” de su trasunto jazzístico Billie Holiday), ensayos registrados en una grabadora portátil para una eventual actuación en directo. Se nota que la intérprete de sangre cherokee rendía mejor en los ambientes informales que ante una audiencia o en el estudio de grabación.

Dalton se muestra relajada (¿es solo un descomunal cigarro lo que cuelga de su boca en la portada?) en su retiro prematuro de Summerville (Colorado) junto a su marido Richard Tucker, quien la acompaña ocasionalmente a la voz y a la guitarra. Un momento, ya entrados los sesenta, en el que Dalton incorpora por primera vez a su repertorio de temas tradicionales otros nuevos firmados por los geniales Tim Hardin (“Reason To Believe”, “Don’t Make Promises”, “While You’re On Your Way”, “Shiloh Town”) y Fred Neil (“Other Side Of This Life”, “Little Bit Of Rain”), con quienes también le unían fuertes vínculos de amistad. Un salto de calidad perfectamente ajustado a la piel y estilo pausado, pero cargado de emoción, de una mujer bartleby donde las haya.

“Reason To Believe”.

Arriba