USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2008)

KATE & ANNA McGARRIGLE Kate & Anna McGarrigle

Rhino-Warner
KATE & ANNA McGARRIGLE, Kate & Anna McGarrigle
 

Las manualidades de salón ilustrado, con exquisito gusto y buena letra, eran, y siguen siendo, el campo de acción de las hermanas Kate & Anna McGarrigle. Sale de las sombras el primer álbum de estas canadienses de la bilingüe Montreal (sí, son la madre y la tía de Rufus y Martha Wainwright); una pieza de orfebrería fina que cotiza entre las más lúcidas de su obra. Una reedición que se olvida de buena parte de los créditos. No hay menciones a las tareas de producción, repartidas entre Joe Boyd (The Incredible String Band, Nick Drake) y Greg Prestopino, ni a la nómina de músicos, que incluye a Tony Levin, Lowell George (Little Feat), Steve Gadd y Bobby Keys.

No se escatimaron medios, porque las McGarrigle estaban en la onda después de que su “Heart Like A Wheel” diera título en 1974 a un álbum vendedor de Linda Ronstadt (años después, se la agenciaría Billy Bragg). “Kate & Anna McGarrigle” (1975) sonaba algo recatado para ser un fenómeno de masas, pero preserva su tacto de joya para guardar entre paños selectos. Desvela una educación folk tradicional en contacto con modismos contemporáneos, con una batería discreta, dos voces con sutil bagaje victoriano y contadas aceleraciones, como en el caso de “Kiss And Say Goodbye”. Las hermanas dan su emotiva visión de “Heart Like A Wheel”, rehabilitan dos piezas tradicionales y defienden “Swimming Song”, de Loudon Wainwright III, marido de Kate. Esta se exhibe como autora en “Go Leave”, delicia que Elvis Costello rescató en su disco con Anne Sofie von Otter. Pálida belleza.

“Heart Like A Wheel”.

Arriba