USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2012)

KIKO VENENO Échate un cantecito. Edición 20 aniversario

Legacy-Sony
KIKO VENENO, Échate un cantecito. Edición 20 aniversario
 

Los ochenta fueron años de tránsito para Kiko Veneno, quien venía de firmar uno de los discos fundamentales de la música popular en castellano –el debut homónimo de Veneno, fechado en 1977 (mejor disco español del siglo XX según la lista aparecida en el especial del veinte aniversario de Rockdelux)– y había participado en la composición de “La leyenda del tiempo” (1979), rompedora obra de Camarón (y segundo disco español del siglo XX según esa misma lista). Dicha década, insatisfactoria en el apartado creativo, fue fundamental para su desarrollo artístico. La estabilidad laboral –trabajo fijo y con horario– le permitió seguir puliendo su estilo y aprender los rudimentos de un oficio al que se había aproximado con escasa disciplina.

La aparición en escena de Santiago Auserón tras la calamitosa reunión de Veneno en 1989 trazó una divisoria en su carrera. El aragonés le leyó la cartilla y renovó las menguadas reservas de autoestima. También le abrió las puertas de su oficina y su sello y le puso en contacto con Jo Dworniak, joven ingeniero inglés que había producido “La canción de Juan Perro” (1987), de Radio Futura. Este supo captar la esencia de una música que, por tradición, no le correspondía, plasmando, con ayuda de músicos africanos y británicos, la magia de unas canciones que enseguida se instalaron en la memoria colectiva.

La presente reedición de “Échate un cantecito” (1992) es todo valor añadido. Incluye tres discos –el original, un segundo CD con maquetas y cameos, y un DVD en el que se confirma, vía actuación en el FIB 2007, la perdurabilidad del repertorio, algo que también se comprueba en sus actuaciones en programas de TVE y en el clip de “En un Mercedes blanco”–, escondidos en las páginas facsimilares del diario personal que el de Figueres escribió durante la grabación en Londres. La lectura del mismo es reveladora: Kiko, consciente del ángel encerrado en “Joselito”, “Echo de menos”, “Superhéroes de barrio” o “Lobo López”, echa el resto en la interpretación y acabado de las mismas. Su empeño no fue en balde: le cambió la vida y alegró la de muchos.

 

Clip de “En un Mercedes blanco”.

 
Arriba