USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2013)

KLAUS & KINSKI Tu hoguera está ardiendo

Jabalina
KLAUS & KINSKI, Tu hoguera está ardiendo
 

Parece que fue ayer y se han cumplido más de cinco años de la entrada de Klaus & Kinski por la puerta grande del mejor pop nacional de este milenio. Les bastó con una canción: “El Cristo del Perdón”, mucho más que la unión de Astrud y New Order, abría en 2008 un debut memorable que la discográfica conmemoró a finales de 2013 con la edición –por fin– en vinilo (doble y blanco), más MP3. Una oportunidad para dejarse seducir –de nuevo o por primera vez– por el pop perfecto del dúo murciano, que tiene sus bazas en la delicada voz de Marina y el talento como compositor versátil y multinstrumentista de Alejandro, pero que no sería lo que es sin la ironía furiosa y el humor negrísimo de las letras de Álex, que contrastan de forma genial con la música y están escritas con una gracia y estilo que lo elevan a la categoría de un Carlos Berlanga o un Manolo Martínez. Un peculiar sentido del humor que ya quedaba patente en el propio nombre del grupo y en algunos de los títulos de las catorce canciones de su debut en la edición original en CD: “Muerte en Plasencia”, “Crucifixión, la solución”, “Lo que no cura mata” o “Sintigo o sin ti” (ahora son diecisiete, ya que la cuarta cara la componen tres temas del mini-CD descatalogado “Por qué no me das tu dinero”, de 2009).

La otra aportación de Klaus & Kinski a la escena nacional de este siglo es su forma de entender la música popular en sentido amplio, como algo que existía mucho antes del rock: en 2008 sorprendió que incluyeran un bolero como “Mengele y el amor” (cuando Alaska y Dinarama ya los hacían en los ochenta) o aires country como “Autovía de Albacete” o “Flash-back al revés” en un disco tan pop, pero siguieron en sus trece y hoy su eclecticismo está muy extendido. Su hoguera aún arde, y que así siga.

“El Cristo del Perdón”.

Arriba