×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

KYLE CRAFT Dolls Of Highland

Sub Pop-Popstock!
KYLE CRAFT, Dolls Of Highland
 

Alardea la retórica promocional del sello Sub Pop que el arte de Kyle Craft ha sido fruto de una inmaculada concepción. Así de puro resplandece. Creció el hombre en un anodino villorrio de Louisiana donde nada sucedía, desvinculado de la música hasta que compró por casualidad un grandes éxitos de Bowie y se obró el milagro. Dicha adquisición “le inspiró para canalizar su innata energía salvaje en el rock’n’roll y para escribir canciones”. ¿Y qué le animó a hacerlas públicas? Una ruptura sentimental por la que acabó trasladándose a Portland. Hasta aquí, la verborrea.

Los hechos: en “Dolls Of Highland” burbujea una pócima cosquilleante, cuyo destilado nos da la medida de lo mucho que puede cundir un disco de Bowie, y de Dylan seguramente también. Reencarnado en Ziggy Zimmerman, Craft reconstruye arrogante pero empático versículos sagrados de la Biblia rock, componiendo una andrógina criatura posmoderna de extravagante innuendo y pegadizas canciones. Canciones de posesión y liberación, de curvilíneas stripteuses y noches canallas en Nueva Orleans, románticas y promiscuas liturgias de fatalismo mujeriego con las que exorcizar sinsabores. Enunciada por una voz descarada y nasal, la deriva por esta fantasía de neoglam sureño se resuelve en un casquivano melodrama, el del rostro que intenta arrancarse las máscaras.

“Berlin”.

Arriba