×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2015)

LA BIEN QUERIDA Alevosía

Elefant
LA BIEN QUERIDA, Alevosía
 

Es sabiduría popular que la recta final de un disco (salvando, quizá, el último corte) suele incluir todo el relleno (en un álbum de, digamos, diez temas, los cortes del siete al nueve suelen ser los peores). Pero la nueva referencia de La Bien Querida indica que una recta final bajo el lema del “all killer, no filler” es posible.

Hablamos de álbumes en una sección de singles y maxis porque “Alevosía” es un final de trilogía –precedido por “Premeditación” (2014) y “Nocturnidad” (2015)–, pero también el último tercio de un álbum que sale al unísono que este maxi y que tiene el título que imaginan. Cuatro canciones tan sugestivas como las ocho anteriores, promesa de un pop en castellano accesible, pero, además, interesado por el juego sonoro: “Música contemporánea para bailar / de líneas y trazos contrarios / con rutas en diagonal”, como canta Ana en una inicial “Música contemporánea” que parece querer facilitar al crítico el trabajo de describir estas canciones.

“Vueltas” tiene una melodía sencilla 100% LBQ, con sonido bastante OMD. La letra es más Fernández-Villaverde que McCluskey; de nuevo, la carga de una relación tóxica: “Tu punto de vista retorcido me tiene dando vueltas como un niño”. También familiar resulta, a nivel lírico, esa ruidosa “Geometría existencial” con trama de contradicción amorosa. Cerrando el festejo amargo está “Muero de amor” –no se pierdan el misterioso vídeo de Juanma Carrillo–, himno con violines que celebra al tiempo que condena la pasión amorosa: ¿es mejor no caer y así evitar que algún día se apague? ¿Resistirse al amor es una prueba de amor? Questions in a world of blue.

“Música contemporánea”.

Publicado en la web de Rockdelux el 13/3/2015
Arriba