USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

LA BIEN QUERIDA Fuego

Elefant
LA BIEN QUERIDA, Fuego
 

La Bien Querida es una artista inquieta que sabe arriesgar. Tras dos primeros discos –“Romancero” (2009) y “Fiesta” (2011)– muy accesibles, entre Los Planetas y la recuperación-celebración de cierto folclore español, en los dos siguientes –“Ceremonia” (2012) y “Premeditación, nocturnidad y alevosía” (2015)– se pasó a un pop muy electrónico y bastante oscuro sin miedo a caer, y recibió muchos elogios. Aquello no fue una huida sin retorno, y “Fuego”, su quinto largo, es una recapitulación que integra todas las facetas de Ana Fernández-Villaverde.

El amor al riesgo y a lo desconocido persisten, como simboliza el fuego que títula el disco y la “Dinamita” que lo abre, cuya letra dice “Voy a meterme en líos, jugar con fuego, incumplir las normas”, y también “Y es que siento como si toda mi vida me hubiera estado conduciendo a este preciso momento”. Musicalmente, esta canción recupera ese sabor andaluz y pizpireto –con ecos de Jeanette, incluso– de la primera Bien Querida. Le sigue “7 días juntos”, una especie de cumbia electrónica que esconde al final a Joan Miquel Oliver cantando una adaptación al castellano de su canción “Dins un avió de paper”.

También hay una bonita rumba con toques electrónicos y la voz invitada de J de Los Planetas (“Recompensarte”), en la que Muchachito jalea y da palmas. Otro hit es la romántica “Si me quieres a mí”, entre la balada y el medio tiempo electropop (“La pieza que me falta” es su lado oscuro). En conjunto, el disco no impacta en una primera escucha y requiere varias audiciones para irse impregnando de él. Y, poco a poco, cala hondo.

“Dinamita”.

Arriba