USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

LA BIEN QUERIDA Romancero

Elefant
LA BIEN QUERIDA, Romancero
 

La gloriosa aparición de Ana Fernández-Villaverde fue todo un acontecimiento en el pop español. Merecedora de calificativos que antes solo habían sido utilizados para elogiar la obra de Los Planetas, Sr. Chinarro, Family o La Buena Vida, con las canciones de su debut, “Romancero”, conquistó de inmediato los corazones de todos los seguidores del pop indie nacional. El disco fue escogido mejor álbum del año 2009 según las listas publicadas en el Rockdelux 280. David Morán aplaudió desde esta crítica. Se reeditó en vinilo cinco años después (ver aquí) coincidiendo con el veinticinco aniversario del sello Elefant.

“Amor, eso digo yo”, se oye en “Ya no”. Exacto: amor. De eso va, como casi todo, “Romancero”, estreno de largo de Ana Fernández-Villaverde como La Bien Querida y prueba definitiva de que aquellas canciones que empezaron a dar la vuelta a internet hace un par de años no fueron ningún espejismo. Esto va en serio. Muy en serio. No vamos a descubrir nada a estas alturas si decimos que La Bien Querida era, con su voz entre aniñada y sedada y esa extraña habilidad para retratar lo cotidiano, uno de los grandes diamantes ocultos del nuevo indie nacional, pero su debut para Elefant consigue superar cualquier expectativa gracias a una docena de canciones que transitan por la historia reciente de la música española con asombrosa determinación.

Aquí se escuchan ecos de La Buena Vida y Family, sí, pero sobre todo se escuchan historias que pasan por encima del diccionario para retratar el amor y sus (casi siempre trágicas) consecuencias con una naturalidad que asusta. Es, en cierto modo, una bisagra femenina entre Sr. Chinarro y Los Planetas. O entre Jeanette y Grupo de Expertos Solynieve. O entre cualquier cosa que se pueda imaginar y que queda entre esos atípicos arreglos que David Rodríguez (Beef, La Estrella de David) construye esquivando la obviedad pero sin perder de vista el corazón de las canciones. Y qué canciones. “De momento abril” quizás sea la más redonda y pegadiza, pero no acaba ahí la cosa. Desde “Corpus Christi” hasta “Golpe de estado”, pasando por “El zoo absoluto”, “Cuando lo intentas”, “7 medidas de seguridad” y esa “ADN” cantada a medias con Joe Crepúsculo, todo son peldaños que la bilbaína escala para poder plantar bandera en la cima de los grandes discos hechizados y encantadores. Una delicia.

“De momento abril”.

Arriba