USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2008)

LAURA NYRO More Than A New Discovery

Rev-Ola

Por Kiko Amat

LAURA NYRO, More Than A New Discovery
 

¿Calle o habitación, tú qué prefieres? ¿Hacia fuera o hacia dentro, cuál es la opción que te parece mejor? El origen y la dirección a la hora de componer canciones marcan su categoría, eso es un hecho y no admite discusión. Por mucho que todas arrastren dolores, es distinto implosionarlas con autocompasión o abrirlas al mundo llenas de empatía. Laura Nyro (1947-1997) pertenece a la segunda opción: una compositora judeoitaliana del Bronx educada en el doo-wop de chaflán, el barbershop amateur, los grupos de chicas y el soul urbano. Una adolescente de talento excepcional que nunca renunció a su formación pop popular y que siempre celebró aquello de hacer música para-desde-entre la gente.

“More Than A New Discovery” (1967) –reeditado en 1969 y 1973 como “The First Songs”, con el orden de las canciones cambiado y un tema retitulado– es un disco único. Grabado en 1966 (cuando ella tenía... ¡19 años!), planta su eje en el Brill Building y el pop negro, puntos de mira casi opuestos de los que harían gala las compositoras de la Costa Oeste. Y es que si hay algo que diferencia a Laura Nyro es su inaudita soulfulness. Pueden compararla con Carole King, pero no con la de “Tapestry”, sino con la compositora de himnos adolescentes junto a Gerry Goffin.

En este trabajo hay rotundos hits que harían célebres otros intérpretes: “Wedding Bell Blues” (éxito para The 5th Dimension); “Stoney End” (para Barbra Streisand); la exultante y chulesca “And When I Die” (para Blood, Sweat & Tears). Tres tesoros que justificarían la carrera entera de muchos y que aquí se acompañan de nueve piezas más de apasionado y emocionante jazz-soul-pop. Los arreglos algo empalagosos de Herb Bernstein provocarían que la Nyro renegara del disco en el futuro (al pasarse a Columbia), alegando falta de control en el estudio. Y quizá tuviese razón, pero, igualmente, menudo LP.

La llamada “Ofelia del Bronx” (o también “Gershwin cocinando con The Miracles”) continuaría grabando obras capitales como “Smile” (1976) y el apabullante “Nested” (1978), e incluso celebraría sin tapujos la música negra de su infancia en el álbum de versiones de soul “Gonna Take A Miracle” (1971) –junto a Labelle–. Pero este debut es una flamante entrada a su mundo soulful.

“Wedding Bell Blues”.

Arriba