USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

LE MANS Entresemana

Elefant
LE MANS, Entresemana
 

Dentro del programa de reediciones que conmemoran los veinticinco años de Elefant –llegarán a las veinticinco referencias– se incluye la del segundo disco de Le Mans, que ya tiene más de veinte. Si en su debut homónimo se aceleraron y hasta se permitieron unas pinceladas de soul y funk, en “Entresemana” (1994) volvieron un poco a su sonido original, más reposado, minimal y melancólico; el que tenían, resumiendo, cuando se llamaban Aventuras de Kirlian. Pero aquí lo llevan un poco más al extremo, y no solo en cuanto a música (predominio de la guitarra acústica, poca percusión, sección de cuerda), sino también, y por encima de todo, en unas letras harto contemplativas, en las que no pasa nada más que la pura y simple nada cotidiana.

Los títulos de las canciones hablan por sí solos: “Con Peru en la playa”, “La tarea”, “A la hora del café”, “Entresemana”, “Mejor dormir”, “Perezosa y tonta”... Y luego está el amor, claro, pero mejor en invierno (“San Martín”), y de puertas para adentro (en “Canción de si tu me quieres” el amor lleva al sacrificio y a la reclusión). Un disco ideal para escuchar cuando hace frío y te quedas en casa porque no te apetece salir o estás triste o aburrido. Lo impresionante es cómo pudieron hacer semejante pequeña obra maestra con estos mimbres: lograron coger la pereza, la tristeza y el aburrimiento y sublimarlos en forma de arte para que todos podamos escucharlo y regodearnos en nuestras pequeñas miserias. Y eso no sería todo, porque aún tendrían tiempo de darles otra vuelta de tuerca en “Saudade” (1996), pero esa ya es otra –triste pero hermosa– historia. 

“Perezosa y tonta”.

Publicado en la web de Rockdelux el 8/12/2015
Arriba