Cargando...
 

REEDICIONES (2011)

LE SYSTÈME CRAPOUTCHIK Aussi loin que je me souvienne... / Flop / Le Système Crapoutchik

Wah Wah
LE SYSTÈME CRAPOUTCHIK, Aussi loin que je me souvienne... / Flop / Le Système Crapoutchik
 

Por alguna inconcebible razón, la cultura francesa, que se regodea con fundamento de su altura intelectual y de los logros de sus pensadores y literatos, menoscaba sistemáticamente sus manifestaciones más populares y espontáneas. Tal vez sea porque la periferia, en cualquiera de sus vertientes, nunca ha contado entre los elevados valores de la República. En su convivencia con el pasado musical, esto se manifiesta en un olvido casi absoluto de todo lo que no sea la gloria sempiterna de la chanson: ¿por qué no se encuentran en CD recopilaciones dignas de Taxi Girl, por ejemplo? De la misma forma, quien se ocupa ahora del rescate en vinilo del grueso de la obra de la joya de la corona del pop psicodélico sixties francés, Le Système Crapoutchik, es de nuevo la española Wah Wah.

Y sin embargo, Le Système Crapoutchik sí que tuvieron algo que ver con aquella progresía aceptable, si bien fue solo por sus conexiones con el chico terrible de la chanson yeyé, Jacques Dutronc. Fue el autor de “Et moi et moi” quien apodó al líder de la banda, Gérard Kawczinski, de raíces polacas, Krapoutchik (o Crapou, por abreviar) cuando decidió utilizarlos como banda de acompañamiento. A rebufo del éxito de Dutronc, pero en las antípodas de su freakbeat descarado, consiguieron grabar unos cuantos EPs para Vogue hasta editar con el sello Flamophone (recién fundado por el letrista del grupo, Claude Puterflam) “Aussi loin que je me souvienne...” (1969), un magnífico ejemplo de álbum conceptual de la era psicodélica al estilo del “S.F. Sorrow” (1968) de The Pretty Things, basado en las peripecias del arco vital completo de un hombre común. Como era habitual en estas empresas ambiciosas, el álbum es una batidora de estilos, conectada por la luz melodiosa del McCartney post-65 o las armonías de The Zombies, sí, pero con paradas tanto en la canción ligera como en la declinación algo más progresiva de Traffic o Moody Blues.

Tras el fracaso anunciado, el grupo se separa el mismo año, pero deciden reeditar sus exquisitos primeros EPs (y alguna maqueta inédita) en formato de álbum doble con un título y una portada que reflejaban su falta de expectativas: “Flop” (1971). Poco después, Puterflam funda los Gang Studios y deja que Le Système se explayen a gusto en una enésima oportunidad; “Le Système Crapoutchik” (1975), aun manteniendo las constantes melódicas y experimentadoras de la banda, es un reflejo un tanto pálido de los logros anteriores.

Etiquetas: 2011
Arriba