×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (1991)

LINTON KWESI JOHNSON Tings An’ Times

Stern’s-Semaphore
LINTON KWESI JOHNSON, Tings An’ Times
 

Linton Kwesi Johnson, en estrecha colaboración con su inseparable Dennis Bovell, ha conseguido un álbum de reggae de una rara belleza y un surtido colorido. Linton Kwesi Johnson –a quien podremos ver en el inminente Festival de Tardor de Barcelona: día 11 de octubre– compone y canta –sería mejor decir que recita– mientras Dennis ejerce de bajista, ingeniero y co-productor. Ambos, junto a un numeroso equipo de músicos entre los que se incluyen sección de metales e incluso violín y acordeón, han logrado hacer el disco de reggae más fascinante de la temporada.

La base es el reggae y la concienciada dub-poetry, pero los resultados finales son tan insólitos como variados, y eso que Linton lleva ya siete años alejado de los estudios dedicado al periodismo y la poesía. Pero por fortuna la inspiración le ha vuelto y eso ha sido debido en parte a la influencia ejercida en él por el jazzman Shake Keane, a quien produjo recientemente. Es posible que este hecho le haya inducido a incluir instrumentos tan inusuales en el reggae como el violín, la flauta o el acordeón. Por ejemplo, el violín que llena “Story” –tocado por Johnny T de la Reggae Philharmonic Orchestra– logra un ambiente que ejerce tal misterioso embrujo que Luis Lles no duda en calificarlo como “balkan-reggae”. La siguiente gema es “Sense Outta Nansense”, donde brillan vientos, órgano y un solo de flauta a lo Herbie Mann que queda que ni pintado. “Tings An’ Times” es un cadencioso reggae protagonizado por un teclado sonando como una flotante armónica hasta que el piano nos devuelve a una jazzística realidad. Con “Mi Revalueshanary Fren” podemos hablar sin rubor de jazz caribeño, del mismo modo que el tratamiento de la guitarra en “Di Good Life” y “Di Anfinished Revalueshan” nos permite mencionar el afro-antillanismo. Y hasta el dub final, “Dubbing For Life”, sorprende con la hipnótica combinación de guitarra-teclados-acordeón. “Fuckin’ brilliant”, que diría Mark E. Smith.

Etiquetas: 1991
Arriba