×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

LOS EVANGELISTAS Homenaje a Enrique Morente

Octubre-Sony
LOS EVANGELISTAS, Homenaje a Enrique Morente
 

“¿Alguien escucha ‘Omega’ (1996) y piensa que se hizo pensando en que envejeciera bien?”, preguntaba Miguel Martínez al reseñar “Morente sueña La Alhambra” (2005) –ver Rockdelux 234–. Quizá sea cierto que el disco que unió a Enrique Morente con Lagartija Nick no nació para erigirse en catedral, sino para provocar reacciones, movimientos. Era una obra que pedía a gritos ser superada, pero nadie pareció querer subir la apuesta. La muerte del cantaor en 2010 nos enfrentaba a ese vacío y, aunque “Homenaje a Enrique Morente” no pretende ser una solución, debemos agradecer a J, Florent, Antonio Arias y Eric Jiménez el haber trabajado sobre esta ausencia hasta convertirla en algo que quema y conmueve.

Enlutados, Los Evangelistas corren las cortinas y, partiendo del repertorio de Morente, elaboran una elegía eléctrica y solemne, que espesa el aire. Asfixia, pero también nos hace pensar en Federico García Lorca cuando decía que “Granada está hecha para la música porque es una ciudad entre sierras donde la melodía es devuelta y limada y retenida por paredes y rocas”. En su búsqueda del eco del autor de “Sacromonte” (1982), el disco parece apresar fantasmas, pero en su tramo final se proyecta, liberador, hacia ese “puerto natural de estrellas” del que hablaba el poeta, permitiendo a Los Evangelistas avanzar con paso firme, convencidos de que, por fuerza, tendrá que haber un camino.

“Amante”.

Arriba