×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

LOS GANGLIOS Lubricante

GOR
LOS GANGLIOS, Lubricante
 

En un lugar intermedio entre el “subnopop” con que Ojete Calor bautizaron su estilo y el humor inteligente de Hidrogenesse, Los Ganglios han conseguido crear una pequeña revolución con su pop cómico (“porc” es el término que han acuñado para facilitarnos el trabajo a los periodistas), que, mucho más allá de la gracieta simplona, encierra una personal visión del mundo. Con producciones neo-cutrelux donde el tecnopunk y la mákina confluyen con el reggaetón, el bolero demente y la cumbia futurista, Xoxé Tétano, Leli Loro y Rafael Filete (dos hermanos extremeños y la pareja sueca de uno de ellos) dicen basarse en los detalles irrelevantes como esqueleto de la historia.

En su idea de la canción costumbrista, nunca recurrirán al chiste fácil o a lo más visible, sino a una observación perpleja de comportamientos cuyo absurdo les fascina, en especial los relacionados con la modernidad tecnológica. No siempre funciona igual de bien. “Al final”, crónica de una cita cibernética sin coito, a dúo con Lorena Álvarez, tampoco lleva al catre al oyente, pero “Infocreación” –sobre un tipo que se dedica a hacer retoques tontos en el Photoshop a famosos varios– sí despierta una peculiar hilaridad. Y luego está, claro, la joya de la corona: la hiperadictiva “LOL”, ya un clásico del trío desde hace tiempo.

Atrás se quedó la sátira sobre la cultura de la transición exprimida en su primer álbum, “Cataclismo electoral” (2011), pero ahora aportan su visión cataclísmica sobre mitos patrios: del Quijote, pervertido en versiones porno, a Babieca, el caballo del Cid, y otro tipo de caballos, como el que se meten por la vena los jóvenes escandinavos en la negrísima y desternillante “En Noruega”. Los Ganglios me hacen gracia y pongo LOL.

“LOL”.

Arriba