USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

MAGIK MARKERS Balf Quarry

Drag City-Popstock!
MAGIK MARKERS, Balf Quarry
 

Con “Boss” (2007) salieron del pozo de los CDs autoeditados y de las zonas más grises del underground yanqui. Ayudó el patrocinio de Thurston Moore a través de Ecstatic Peace! pero también, sobre todo, que Elisa Ambrogio y Pete Nolan encontraron el punto justo para controlar sus erupciones de improvisación eléctrica. Ahora, en Drag City, vuelven a insistir en los mismos parámetros del disco anterior. Y lo bordan. Ambrogio es una frontwoman con carisma e ideas, con una voz declamatoria que sabe hincarle el diente a la sensualidad y al misterio. Y su guitarra serpentea entre humedades psicodélicas y arenas movedizas psicóticas. Ahora ya no únicamente recuerdan a Sonic Youth (una sombra de la que no podrán desprenderse jamás; Elisa es la heredera natural de Kim Gordon), también pueden expandir veneno de la farmacia Royal Trux (“Jerks”), pervertir parte del legado de Yo La Tengo (“Psychosomatic”) o entrar en la América rara de No-Neck Blues Band (“7/23”, con Ben Chasny).

Wah-wahs, pianos (“State Numbers”: de lo mejor que han grabado), unos textos que pueden leerse casi como un diario de desesperación y nihilismo (“You had a revolution in your head / Too bad you couldn’t make it out of bed” en “The Lighter Side Of... Hippies”) y un admirable control del tempo musical –indispensable para “narrar” con un música aparentemente dispersa– ponen a Magik Markers en la cresta del rock de sangre y riesgo. Hace veinte años estaríamos todos babeando; en la época de la “información sin fronteras” dudo que llamen la atención más allá de las burbujas de resistencia de siempre.

Etiquetas: 2009
Arriba