×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2013)

MAJICAL CLOUDZ Impersonator

Matador-Popstock!

Por Pablo Gil

MAJICAL CLOUDZ, Impersonator
 

Yo, yo y yo, todo es yo en este disco tan intimista que provoca rubor e inquietud por su desabrida confesionalidad. (Solo apetece escucharlo con auriculares, no vaya a ser que los vecinos comprendan este increíble caudal emocional). Son diez canciones dominadas por la voz de un cantante que, sin embargo, adopta una interpretación cercana al terreno de la torch song, como un dolor y una sinceridad expresadas con la grandeza heroica de un Antony, pero con la tesitura de Hamilton Leithauser (The Walkmen). Es como un último suspiro de dignidad mientras todo se derrumba alrededor, con la diferencia de que aquí no hay prácticamente nada alrededor, pues es esta una voz ligeramente trémula capturada en un vacío de sintetizadores ingrávidos.

Algunas melodías verdaderamente fantásticas acompañan la permanente inseguridad de los personajes, una inseguridad acentuada, claro, por la atmósfera minimalista de la música, paisaje sujeto a una erosión implacable hasta haber quedado reducido casi a la abstracción. El autor se llama Devon Welsh y procede del Canadá, ese país tan molón, y aunque grabó un primer disco de pop electrónico con su coleguilla Claire Boucher (Grimes) y sus raíces permanecen en el synthpop –estas canciones son como maquetas ralentizadas de himnos synthpop–, aquí decidió vaciar el sonido con ayuda de Matthew Otto, otro señor del Canadá del que hasta ahora no se sabía nada. Resumiendo: discazo de Majical Cloudz y no se hable más.

“This Is Magic”.

Arriba