USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUMES (2016)

MALANDRÓMEDA Os corenta e oito nomes do inimigo / Cada can que lamba o seu carallo

Matapadre
MALANDRÓMEDA, Os corenta e oito nomes do inimigo / Cada can que lamba o seu carallo
 

Los gallegos Malandrómeda se alzaron con el primer puesto de la lista de álbumes nacionales de 2016 publicada en el Rockdelux 357 gracias a sus dos lanzamientos, ex aequo. Discos complementarios que confirmaron la propuesta de Hevi y O Master do Son como una de las más imaginativas de nuestro panorama hip hop (y derivados). Marcos Gendre comentó la doble oferta en marzo y ya pronosticó el éxito de la jugada.

Ha tenido que pasar un lustro para que Hevi y O Master do Son volvieran a ofrecer nuevas pruebas físicas de Malandrómeda. Desde luego, no estuvieron rascándose la panza. Tres años trabajando –y vaya si se nota– en lo que, por narices, los aúpa entre lo más estimulante del hip hop actual. No puede ser de otra forma ante el díptico genial que se han sacado de la manga: dos clásicos instantáneos que funcionan en perfecta simbiosis de contrarios.

Así, si “Os corenta e oito nomes do inimigo” usa la retranca como verbalización del presente no future, “Cada can que lamba o seu carallo” es la representación más colorista de una Galicia global. Mientras en el primero las bases se deslizan sobre mojado bajo la intemperie de un orvallo gris oscuro, en su reverso soleado la humedad se metaboliza en rayos de funk tridimensional. Dos siameses: sombra y luz. De la conexión con Cannibal Ox y Clouddead a la cumbia digital de “Bótalle caldo (cumbia malandra)” o el reggaetón-bhangra de “Golibuz”.

Su redimensión sideral de lo autóctono los hace todavía más universales. Lo nunca visto: dos hitos en uno. Más de un cuarto de siglo después, ellos son la respuesta  al “manda carallo, quen carallo manda aquí” que clamaban Os Resentidos. Aun estando en pleno arranque de 2016, disco(s) del año.

“Internete non existe” (de “Os corenta e oito nomes do inimigo”).

“Bótalle caldo (cumbia malandra)” (de “Cada can que lamba o seu carallo”).

(Se puede escuchar el álbum “Os corenta e oito nomes do inimigo” completo aquí)

Arriba