USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

MARK KOZELEK Sings Christmas Carols

Caldo Verde
MARK KOZELEK, Sings Christmas Carols
 

Hace más de un año, Mark Kozelek ya anunció en su web, con fecha de publicación exacta, este disco de Christmas carols. En el transcurso de 2014, Kozelek se ha convertido para muchos en una mezcla de ogro, déspota, sátiro e impresentable; hasta se ha intentado demostrar lo mala persona que es incluso en el trato directo, y no solo en sus ya habituales chanzas de escasa gracia (alguna sí tiene, el muy punk, reconozcámoslo) y probable mal gusto ante el público y otros músicos (ver aquí). Así que coronar este año de enfrentamientos verbales y burlas sin recato con catorce villancicos en el sentido más espiritual, emotivo y generoso del término es una jugada maestra que certifica lo importante: cuando se calla la puta boca y apaga la sonrisa cínica, Kozelek es un ángel bueno capaz de alcanzar la gloria bendita. Como en su obra maestra de este mismo año, “Benji”. Bien, pues “Sings Christmas Carols” es otra maravilla.

Empezar con “Christmas Time Is Here” es tener el cielo ganado: la sencillez de la melodía creada por Vince Guaraldi para el especial de “Charlie Brown” representa la esencia de la melancolía navideña. Perfecta para la voz de un Kozelek que escoge las piezas con un gusto exquisito (todas son ajenas). Otro clásico maravilloso, “Do You Hear What I Hear”, parece hecho para un Kozelek que, basándose en la guitarra clásica y la superposición de su voz hasta lograr todo un coro (falsete incluido), respeta las melodías originales y les da una unidad. Una vez más hace un guiño al rock progresivo con el villancico que hicieron primero Greg Lake y luego Emerson, Lake & Palmer (“I Believe In Father Christmas”) y también rescata el acierto total de The Pretenders en el género (“2.000 Miles”). En el terreno más tradicional, melodías como “O Come, All Ye Faithful” (nuestro “Adeste Fideles”), “Away In A Manger” o “God Rest Ye Merry, Gentlemen” alcanzan la perfecta mezcla de recogimiento y ensoñación. Tan solo “Silent Night” resulta más prescindible o convencional. El cierre con “The Christmas Song” (en modo crooner, acompañado por piano) es sublime.

Además del CD, hay ediciones limitadísimas en vinilo rojo, blanco o verde. Como es menester. El lado angelical de Mark Kozelek les desea Merry Christmas.

“The Christmas Song”.

Publicado en la web de Rockdelux el 22/12/2014
Arriba