×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

MAZONI 13.31

Bankrobber
MAZONI, 13.31
 

En marzo, el catalán Jaume Pla consumó una de esas aventuras que suenan a tontería, pero pueden convertirse en una fuente de autoconocimiento. Mazoni se montó una gira de un mes con una actuación cada noche: 31 conciertos en 31 días. La última tarde Pla me contaba que varias personas le habían comentado lo bien que estaba cantando pese al cansancio acumulado. “Nadie ha destacado mi voz en todos los discos que he grabado y eso me da qué pensar”, añadía extrañado. Forzando las circunstancias, Mazoni había crecido como intérprete y, de paso, había detectado una carencia en su obra publicada.

Su voz es, sin duda, el aspecto más sobresaliente en este directo registrado la penúltima noche de la gira. Canta como si llevase trescientas horas haciéndolo sin parar y ya no sintiera el cansancio. Ha aprendido de forma instintiva y mecánica, a base de repetirlo día tras día, a proyectar la voz sobre los acordes, a llenar la canción sin apenas nada. Toca solo, pero en su cabeza están todos los arreglos y variantes posibles, así que, cuando elige el acorde, la fuerza con que lo rasgará, el momento en que la púa rozará la primera cuerda y las milésimas de segundo que tardará en cambiar los dedos de posición, alumbra la composición en toda su plenitud. Mazoni ha crecido una década como intérprete y lo ha hecho en tan solo treinta y un días. Parecía una tontería y es una barbaridad.

“Com he arribat aquí”.

Arriba