×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

MBONGWANA STAR From Kinshasa

World Circuit-Music As Usual
MBONGWANA STAR, From Kinshasa
 

El debut del grupo Mbongwana Star apareció en algunas listas de lo mejor de 2015, y no solo en el apartado de pop étnico. Y no lo tenían fácil Coco Yakala Ngambali y Théo Nzonza Nsutuvuidi, músicos de calle congoleños parapléjicos que después de lograr el éxito con la rumba de Staff Benda Bilili volvieron a la precariedad, tras disolverse el grupo entre agrias disputas. Y es que cuando el dinero entra por la puerta suelen acabarse las amistades. Tuvieron la suerte de hacer otras, como la de Liam Farrell, batería de Les Rita Mitsouko y productor trip hop asociado a Tony Allen.

Bajo su dirección, el sonido adquiere una dimensión electrónica, representada por el espectacular single “Malukayi”, que incorpora el conocido trance de los likembés distorsionados de Konono Nº1. Es lo más metálico e hipnótico, pero no se trata de una excepción, sino que es el enaltecimiento de un sonido que, tal como indica “From Kinshasa To The Moon”, se expande desde los suburbios de la capital del Congo hasta lugares insospechados. Un sonido que va del lounge afrogaláctico al post-punk y del soukous al global bass, con ritmos procesados y efectos dub.

Es una música incluso fantasmagórica, con un componente ritual que indica la cercanía de la tribu, en unos cantos de llamada y respuesta en lingala que resuenan entre una exuberante selva de sonidos, que van de la afrodelia de “Shégué” al góspel de “Coco Blues” y la guitarra heavy de “Kimpala Pala”. Es música africana y de club, primitiva y posmoderna, con la frialdad del dubstep en “Kala” y la elocuencia de “Nganshé”, cuyo afrofunk recuerda a los Talking Heads de la época de Adrian Belew; otro riff, el de “Masobélé”, está creado a imagen y semejanza de la música disco, destacando entre extraños oleajes sintéticos y voces que parecen poseídas.

“Malukayi” (con Konono Nº1).

Arriba