USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

MICHEL CLOUP (DUO) Notre silence

MC-Green Ufos
MICHEL CLOUP (DUO), Notre silence
 

“Reciclar esta cólera / porque hoy más que ayer / esta cólera es mi mejor / carburante”. Así de claro (y meridiano). Michel Cloup aparca Expérience (y su colaboración en Binary Audio Misfits) y entrega, con la sola ayuda del batería Patrice Cartier (también en Expérience y en BAM), otra abrasiva muestra de rock irredento que asienta su estatus como una de las figuras fundamentales del rock europeo de las tres últimas décadas. El ex-Diabologum únicamente necesita su voz –entre el canto y la declamación, aquí en más primer plano que nunca– y su guitarra barítono (además del citado batería) para engarzar extensos temas aupados por un ritmo sincopado y apuntalados en nutritivos desarrollos de las seis cuerdas que crean el magma idóneo para acompañar unos textos que rascan en las relaciones personales, la cotidianidad urbana y el hastío sentimental. Un Cloup intimista que, sin alzar la voz, sabe levantar ampollas y desmontar los engaños (consentidos o no) de las telas de araña que crean (creamos) los seres humanos para sobrevivir en este mundo hostil.

“Notre silence” es el relato de “une histoire / mon histoire / universelle banale”, una historia que habla de miedos (“Un animal en panique / pris dans les phares / d’un véhicule invisible / avec pour seul refuge / cette colère”) y de dudas (“No sé / si eres tú quien se ha marchado / o si soy yo quien se ha quedado”) con una transparencia que no conoce el pudor; sí, afortunadamente, cierto humor, ese que asoma con “Un film américain”, travelín sobre una pareja retratada en la “última secuencia / música / aplausos / títulos de crédito / te abrazo suavemente / fundido en negro / la diferencia fundamental / entre el final de un filme europeo / y el de un filme americano”.

“Notre silence” no suena a capricho pasajero, al contrario: es otra soberbia pieza de resistencia en una carrera de fondo adoquinada con pulso firme, sin pasos falsos. Cloup en estado puro.

“Un film américain”.

Arriba