×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

BOX SET (2005)

MICHEL LEGRAND Le cinéma de Michel Legrand

Emarcy-Universal
MICHEL LEGRAND, Le cinéma de Michel Legrand
 

Imperdible caja de cuatro CDs que repasa la trayectoria inabarcable de Michel Legrand (París, 1932): “Le cinèma de Michel Legrand” recuperó partituras que sonaron en filmes de Godard, Demy, Losey, Brooks... Quim Casas comentó esta espectacular colección de melodías.

La obra del francés Michel Legrand es permeable a estilos varios y resulta a veces demasiado oportunista. Tiene un evidente sello propio, aunque sea en los temas disconformes donde mejor destaque. El primero de los cuatro CDs de esta caja recoge su época dorada, cuando era capaz de adecuarse a cineastas como Jacques Demy, Jean-Luc Godard, Joseph Losey, Richard Brooks o William Klein sin imponer otros criterios que no fueran los de la relación entre imágenes y músicas. Ejemplos: “Chanson d’Angela”, cantada por Anna Karina en “Una mujer es una mujer” (1961), el experimento godardiano de cine musical; el jazz al estilo film noir del tema principal de “Eva” (Joseph Losey, 1962); la influencia de Henry Mancini y el lounge en “Be Free At Sea”, una de las composiciones para la primera experiencia hollywoodiense del autor, “Love Is A Ball” (“Ese desinteresado amor”; David Swift, 1963), y el aire tristísimo de “What Are You Doing The Rest Of Your Life?”, de “Con los ojos cerrados” (1968), de Brooks. Mención especial merece la asociación Legrand-Demy, tanto en las inflamadas partituras para “Los paraguas de Cherburgo” (1963) y “Las señoritas de Rochefort” (1967) como en la desencantada “Chanson de Lola”, de “Lola” (1960), y la abigarrada “L’amour et le jeu”, de “La bahía de los ángeles” (1962).

El segundo compacto empieza con uno de los grandes hits de Legrand, “The Windmills Of Your Mind”, de “El caso Thomas Crown” (Norman Jewison, 1968), la pieza que mejor define su sentido de la melodía, propenso a la ampulosidad estilo Francis Lai. Después vienen tantos fogonazos de inspiración como repeticiones de una fórmula. Entre los primeros, el tono travieso de “One At A Time”, de “La piscina” (Jacques Deray, 1969), y el extraño tema de amor, seguido de una demostración de funk musculoso a lo Lalo Schifrin, de “Las 24 horas de Le Mans” (Lee H. Katzin, 1971); entre los segundos, el anticlímax del main title de “La fortaleza” (Sydney Pollack, 1969), que emula al Lai de “Un hombre y una mujer” sin ton ni son, y el minueto almibarado de “El mensajero” (Joseph Losey, 1970).

Lo mismo puede decirse de los otros dos CDs, claros exponentes de los altibajos del compositor: de la melancolía de “Verano del 42” (Robert Mulligan, 1971), dulzona pero efectiva, a la variedad de registros de “Fraude” (Orson Welles, 1975), pasando por el inocuo tema principal de “Lady Sings The Blues” (Sidney J. Furie, 1972), la desastrosa biografía de Billie Holiday estrenada aquí como “El ocaso de una estrella”; el tributo jamesbondiano con “Nunca digas nunca jamás” (Irvin Kershner, 1983) y el encuentro con Barbra Streisand en “Yentl” (1983). El cuarto CD incluye tres extras inéditos, entre ellos un corte jazzístico que compuso sin suerte para “El círculo rojo” (Jean-Pierre Melville, 1970).

“The Windmills Of Your Mind”.

Arriba