×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

MIGUEL POVEDA Coplas del querer

Universal
MIGUEL POVEDA, Coplas del querer
 

A su aire y sin cadenas. Al de Badalona no le gustan los caminos rectos y desde su cátedra flamenca desbroza senderos que deben poner los pelos de punta a los puristas de lo jondo. Con o sin orquesta, adaptando a poetas catalanes, jazzístico, porteño o casi pop. Y siempre con una dignidad de piel de gallina que nace de una garganta privilegiada, del conocimiento y de la curiosidad.

“Coplas del querer” ha llevado su tiempo, es un disco que se cocía con paciencia en su memoria sentimental, el eco de una infancia y adolescencia donde lucían esos diamantes melodramáticos firmados, básicamente, por el maestro Solano y el triplete imbatible de Quintero, León y Quiroga. Hay que querer (mucho) y saber (mucho también) para acercarse a monumentos de la memoria colectiva como “Ojos verdes”, “A ciegas”, “Rocío” y “La bien pagá”.

Miguel Poveda, lejos de refuerzos orquestales y de salidas de tono de divas en ebullición, interioriza versos y estribillos y se mete hasta el hueso en estas postales de pasión, traición, desengaño y olvido. Joan Albert Amargós pone con su piano el toque “culto” y Chicuelo caracolea fino con su guitarra flamenca. “Coplas del querer” nos habla de un tesoro musical que, circunstancias de la historia, fue menospreciado durante demasiados años y que aquí tiene otra oportunidad, magnífica, para revivir con todas las de la ley. Escuchen “Vamos a dejarlo así”, una de las dieciocho perlas de este collar de nácar y sangre, y luego hablamos sobre torch songs, sobre blues y sobre lo que quieran.

Etiquetas: 2009
Arriba