×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2007)

MISHIMA Set tota la vida

Sinnamon
MISHIMA, Set tota la vida
 

Un compositor en estado de gracia en tránsito hacia la madurez y que, con un punto de melancolía, convierte la renuncia, el paso del tiempo, el deseo, los gestos más cotidianos del amor en extraños himnos que una se sorprende tarareando por la calle. Éste sería un resumen apresurado de lo que depara el nuevo disco de Mishima, un trabajo que se instala en la memoria una vez termina la escucha y del que es imposible despegarse; tal es la fuerza de las imágenes que evoca y el apego que acaba provocando la voz firme y segura de David Carabén. El disco más completo de los catalanes, claramente beneficiado por la producción de Paco Loco, que convierte en ligeros los pianos y las guitarras, en densos los ambientes ruidistas y catárticos los coros, y que funciona a la perfección en casi todas las opciones estilísticas adoptadas: desde ese tempo sincopado de “Neix el món dintre l’ull” hasta la casi desnudez acústica de “Qui n’ha begut”, pasando por “El temple” con su crescendo dramático que se antoja perfecto compañero para los directos de “L’estrany”, ambos temas con una capacidad de mutación imparable. Mención especial a la incursión en un texto ajeno (la adaptación de un poema de Joan Maragall en “Els ametllers”), que da la medida de la alta exigencia del resto de textos, uno de los fuertes de esta banda adictiva.

“Qui n'ha begut”.

Arriba