×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

MIST Underwater. Outtakes & Rarities

Skipping
MIST, Underwater. Outtakes & Rarities
 

Rick Treffers, holandés errante en Valencia con múltiples proyectos desde los noventa. En inglés, Girlfriend Misery, Miss Universe y finalmente Mist, con tres discos en Astro entre 2003 y 2008; luego se pasó al castellano con El Turista Optimista, y volvió con Mist para una segunda etapa con tres discos más que se cierra definitivamente con este “Underwater. Outtakes & Rarities”: lo que quedaba en el cajón, que no son sobras sino platos exquisitos. ¿El motivo? Otras bandas más conocidas vagan por el mundo con el mismo nombre, y Rick, con medio siglo a sus espaldas, seguirá en solitario, libre y ligero de equipaje.

Despidamos, pues, esta neblina como se merece, y disfrutemos de estas diecinueve canciones submarinas (una hora y cuarto), entre las que hay duetos con Maria Rodés (“Hey” en castellano, que parece de La Buena Vida; hay otra versión en inglés) y Alondra Bentley (“Fade In Fade Out”), tomas en directo (acústicas y eléctricas) con su banda valenciana, versiones de Burt Bacharach (“The Bell That Couldn’t Jingle”), The Walker Brothers (“The Sun Ain’t Gonna Shine Anymore”) y Janis Ian (“At Seventeen”) y un puñado de temas que no cupieron en “The Loop Of Love” (2015).

En resumen, toneladas de delicioso y reposado pop otoñal de cámara en el que brillan unos intemporales y equilibrados arreglos y, por encima de todo, la bonita voz de Rick, al que la prensa de aquí y de fuera ha llegado a comparar con The Divine Comedy, Belle And Sebastian, Erlend Øye y –palabras mayores– Paul McCartney. Se lo merece.

“Hey” (con Maria Rodés).

Arriba