×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

MODERAT Moderat

BPitch Control
MODERAT, Moderat
 

Los especialistas en graves abisales Modeselektor se hermanan de nuevo con Apparat, el viajero celestial, bajo el –lógico– alias de Moderat, tras una primera experiencia en 2002 que debió desembocar en disco largo pero se quedó en un EP cuyo título podía sugerir una difícil relación laboral entre los tres ases sintéticos: el disco se llamó “Auk kosten der gesundheit”, o sea, “A costa de la salud”.

Cuesta imaginarlos peleando tras escuchar, siete años después, este “Moderat”, gran largo que presenta un equilibrio realmente armónico entre las preferencias de unos y otro; graves abisales dando alas expresivas a electrónica atmosférica con alma pop. Quizás Sascha Ring aprendiera a trabajar en equipo tras aquel estelar “Orchestra Of Bubbles” (2006) con Ellen Allien, pero el caso es que, en su mayor parte, “Moderat” es una perfecta simbiosis de explosión con implosión, sobre todo en los rotundos pero matizados instrumentales “A New Error” y “Seamonkey” y los dos temas cantados por el propio Apparat: ese cruce ideal de Orbital con Burial que es “Rusty Nails” y una “Out Of Sight” en sintonía virtual con unos Junior Boys dubstep. Otros hitos como para santiguarse: la genialidad dancehall “Slow Match” –construida a partir de viejas voces inéditas de Paul St. Hilaire–, la sensible salvajada techno “Nr. 22” y una emotivamente post-rockera “Les grandes marches”.

Dicho todo esto, hay que admitir que “Moderat” no es perfecto: le sobra metraje. Hay temas sublimes como los mentados, pero también otros solo decentes; y uno, el dancehall “Sick With It”, un tanto mainstream. Pero hablamos de casos raros –males menores fáciles de resolver hoy por hoy; botón derecho, eliminar– en uno de los mejores discos de 2009, junto con el de Telefon Tel Aviv, para desdecir a quienes todavía relacionan todo el asunto electrónico con la falta de sensibilidad.

“A New Error”.

Arriba