×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

MOOR MOTHER Fetish Bones

Don Giovanni
MOOR MOTHER, Fetish Bones
 

En un año tan desquiciado como 2016, el último alarido político-musical lo servía Camae Ayewa con “Fetish Bones”, ácido y flamante álbum que la coloca al frente de ese campo tan minado actualmente como es la lucha contra la segregación negra. Al igual que la canción protesta de la también escritora, profesora y activista Jamila Woods, la de Moor Mother quiere diferenciarse. Guardando mucho las distancias con la de Chicago, agita la memoria afroamericana (“Chain Gang Quantum Blues”, “Creation Myth”) hasta hallar en ella las herramientas con que descodificar un presente planteado como distópico, pero cuya fealdad cada vez tiene menos de imaginaria.

Entre la agresividad de Death Grips y la invocación espiritual de Matana Roberts, su poesía terrorista denuncia los mismos sucesos que sus colegas de generación aunque, antes que a utilizar hashtags desde el sofá, invita a la acción in situ (“Deadbeat Protest”). Son explosivas píldoras sonoras, armas de destrucción que amplifican su discurso con volumen atronador y que huyen de lo efectista para mostrarse vehementemente críticas. A base de temas cortos y colisiones de estilos (una trituradora de punk, noise, hardcore y rap), el metraje abrasa pero no agota. Lo corona la ensoñadora nana “Time Float”, subrayando el alcance y la versatilidad de un proyecto cuya obra puede rastrearse al completo en Bandcamp. Si caminan por el lado salvaje, afíliense a Moor Mother; si no, salgan de su zona de confort y búsquenla sin miedo.

“Deadbeat Protest”.

Arriba