USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2014)

NACHA POP Nacha Pop

Parlophone-Warner
NACHA POP, Nacha Pop
 

Olvidemos la polémica suscitada por la visión que el documental “Antonio Vega. Tu voz entre otras mil” (Paloma Concejero, 2014) da de la adicción a las drogas de Antonio Vega. Olvidemos la nostalgia acunada por la movida madrileña o incluso los derroteros posteriores en la trayectoria de Nacha Pop y de Vega en solitario. Lo que resulta indudable es que el primer disco de la banda madrileña es histórica y estéticamente un hito de la música pop española. Doce canciones que sintetizan el espíritu de la época, superada, o casi, la transición política; una música que nos recuerda mucho mejor que las imágenes de la reciente película “El futuro” (Luis López Carrasco, 2013) cómo fueron aquellos años.

Claro que es un disco condicionado por una canción legendaria. ¿Hay algún tema en “Nacha Pop” (1980) que sea superior a “Chica de ayer”? No, no lo hay, seamos sinceros. Pero eso no quiere decir que este fogoso e innovador álbum de debut, producido por Teddy Bautista seis años después de haber dado carpetazo a los progresivos Los Canarios, quede reducido, hoy, a la importancia y belleza de esta canción. Los juegos de guitarras entre Antonio y su primo Nacho son muy frescos, brillan los ritmos contundentes de cortes tipo “Sol del Caribe”, hay guiños instrumentales a los cincuenta, como “50 Pop”, y algunos estribillos resultan contagiosamente simples y directos: “En mi barrio no me quieren / me voy al tuyo”, de “Déjame algo”; “No te asustes del futuro / ese monstruo no vendrá”, de “Nadie puede parar”. La reedición es en vinilo de 180 gramos, lo que no se hacía en 1980, e incluye también la versión en disco compacto.

“Chica de ayer”.

Arriba