×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2008)

NICK CAVE & THE BAD SEEDS Dig, Lazarus, Dig!!!

Mute-EMI
NICK CAVE & THE BAD SEEDS, Dig, Lazarus, Dig!!!
 

¿Es posible que Grinderman, la banda divertimento, haya sido psicoterapia de efecto rápido para la banda madre? Es posible. Lo nuevo de The Bad Seeds no es igual que Grinderman, pero aquí alguien se ha tomado un revitalizador infalible. Nick Cave, con esa pinta de chulito primoroso, parece empujado por el lema de la segunda canción: “We're gonna have a real good time tonite”.

Ligeros de equipaje (bajo y batería contundentes, teclados abrasivos y de juguete, guitarra sin florituras), The Bad Seeds siguen renovando su sonido, ahora por la vía de lo esencial. Cave rescata su traje de predicador, su vocación de narrador de historias y resitúa a un Lázaro de azarosa vida en Nueva York, pidiendo que le dejen en su tumba. Fuera romanticismos y sofisticaciones. Rock primario que solo puede volver a sus raíces atravesando la experiencia pantanosa de una banda ya limpia de lodos, penas y culpas.

No es su mejor disco, pero continúa dando tortazos a la rutina y sumando joyas a su fabuloso repertorio: sinuosas como “Moonland”, recogidas como “Hold On To Yourself”, irresistibles como “Dig, Lazarus, Dig!!!”, desde ya uno de los singles del año.

“Dig, Lazarus, Dig!!!”.

Etiquetas: 2000s, 2008, Australia, rock
Arriba