USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2013)

NICK CAVE AND THE BAD SEEDS Push The Sky Away

Kobalt-Popstock!
NICK CAVE AND THE BAD SEEDS, Push The Sky Away
 

Obligado a soltar un titular de compromiso para la hoja promocional, Nick Cave define su decimoquinto álbum con las Malas Semillas –primero tras la deserción de Mick Harvey, quien cede definitivamente el puesto de lugarteniente a Warren Ellis– como un bebé prematuro, temblando en la incubadora. La metáfora es hermosa, pero creo que da una impresión algo imprecisa de la naturaleza del disco. Parecería que nos vamos a encontrar de nuevo al Cave baladista, dirigiendo las canciones desde el piano, sin embargo la realidad es otra: “Push The Sky Away” es, sin duda, un disco “de banda”. Aquí los Bad Seeds no se limitan a vestir las canciones –de hecho, estas parecen estar tan desnudas como Susie Bick, la mujer de Cave, en la foto de cubierta–, sino que las encarnan, les dan huesos, piel y sangre. Lo estricto y necesario para que Cave guíe sus relatos por distintos senderos, en ocasiones alejados del rock (¿a qué género pertenece el single “We No Who U R”?).   

Por algún motivo, el disco me hace pensar en una versión adulta, civilizada y gentil del hosco “The Firstborn Is Dead” (1985). Ambos se imaginan en blanco y negro y duermen un sueño inquieto, a punto de desembocar en pesadilla –escuchen “We Real Cool” y “Water’s Edge”–. Son, también, los trabajos del australiano que más firmemente exigen ser escuchados en su integridad, los que presentan ganchos menos evidentes.

Las composiciones de “Push The Sky Away” declinan el impacto inmediato, y con ese gesto crean un espacio subterráneo que guarda sus secretos. Un fuera de campo que define la altura que han alcanzado las narraciones y la música del Nick Cave maduro.

“We Real Cool”.

Etiquetas: 2010s, 2013, Australia, rock
Arriba