×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2016)

NIÑO DE ELCHE & DAVID CORDERO Nanas

Acuarela
NIÑO DE ELCHE & DAVID CORDERO, Nanas
 

En los últimos años hemos visto a Niño de Elche no solo atreverse a mezclar el oficio del cantaor con krautrock, ambient y new wave (en el ya muy emblemático LP “Voces del Extremo”), sino también probar suerte con el cruce de verdiales y raves (de la mano de Los Voluble), la música minimalista (en “Strates”, con el guitarrista José Sánchez), la improvisación (con Seidagasa), el post-metal (en Esquirla, con Toundra)… Que Niño de Elche experimente quizá ya no sea noticia, pero no debería dejar de serlo, porque pocas personalidades tan inquietas existen en el paisaje de la música nacional.

Este single con el gaditano David Cordero, antiguo Úrsula, mitad de Viento Smith con Ricardo Lezón de McEnroe y autor este año de un fantástico disco en solitario (“El rumor del oleaje”) para el sello japonés Home Normal, se enmarca en la vertiente más atmosférica del Niño, desde un par de visiones diametralmente opuestas.

En la primera cara, “Descansa”, adaptación de una canción popular, invita a eso, a cerrar los ojos y perderse en algún sueño sin esquirlas, flotando sobre una base ambient cuya desembocadura de quieta épica recuerda a Eluvium.

En la opuesta, “Agustín”, basada en “Balas para deshacer la música”, del poeta Agustín Delgado, mete el miedo en el cuerpo a través de versos como “La cama está sucia / Las sábanas están rotas”, voces psicofónicas que alcanzan el grito y un entorno sonoro de tacto metálico. La primera casi puede servir como ruido blanco para coger el sueño; la segunda es una buena forma de mantenerse despierto, alerta. Esta colaboración parece (o debería ser) solo el principio de una fructífera relación.

“Descansa”.

Publicado en la web de Rockdelux el 9/11/2016
Arriba