×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

ORNAMENTO Y DELITO Rompecabezas de moda y perfección moral

Limbo Starr

Por Pablo Gil

ORNAMENTO Y DELITO, Rompecabezas de moda y perfección moral
 

El cantante de Ornamento y Delito redobla la gravedad del tono con la tesitura de un macho dominador que liquida las estrofas fríamente, casi recitando, pegado al micrófono. Es una de esas voces que, como un tornado, te empuja violentamente hacia afuera o te absorbe por completo hacia su oscuro interior. Todo lo demás, desde ese pop gótico (after punk) de guitarras de alta electricidad y teclados tristes hasta las letras agitadoras, es inequívocamente estupendo; no admite debate. Así que superada la barrera de la voz, te sumerges en este espasmódico fresco contemporáneo que pasa revista a costumbres antiguas y modernas sin dejar títere con cabeza.

El tenso sonido es responsabilidad de dos ex Migala –Abel Hernández (El Hijo) y Coque Yturriaga (num9)– y, por definición, prescinde de arreglos superfluos (ornamento=delito); el repertorio incluye cinco canciones de “Putas y cocheros” (2009), el último de los tres álbumes autoeditados por el cuarteto; y el resultado, en un registro similar a Los Punsetes o Tarántula pero con más literatura, los saca de promesa del underground madrileño (aunque tres de sus miembros son vizcaínos) para opositar, tócate los huevos, a grupito de moda del momento.

Etiquetas: 2010
Arriba