×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

PARQUET COURTS Human Performance

Rough Trade-Popstock!
PARQUET COURTS, Human Performance
 

Tras un par de EPs regulares y cuatro largos notables, a Parquet Courts les ha llegado la hora del sobresaliente. “Human Performance” ha sido gestado durante un año, algo inusual para un grupo habituado a grabar deprisa y corriendo, y con los cuatro miembros del grupo contribuyendo en la composición. El resultado rebaja la obstinación de misiles como “Light Up Gold” (2012) y suma un plus de sofisticación a la economía rock de la banda, al tiempo que deja intactos otros aspectos: el nervio instrumental y la alienación de la vida moderna como fuente de inspiración para las letras. Los temas narran sucesos tan prosaicos como paranoicos, desde el cierre del restaurante chino de la esquina (“I Was Just Here”) hasta el asesinato de dos policías en el barrio de Brooklyn donde vive el cantante Andrew Savage (“Two Dead Cops”).

Grabado en parte en el estudio de Jeff Tweedy, quien aporta valiosas guitarras en “Dust” y “Keep It Even”, “Human Performance” supone su debut por todo lo alto en Rough Trade, un sello cuyo legado art punk (The Fall, Pere Ubu) les sienta como un guante. También saben hacer suyos el poso del mejor rock de vanguardia de su ciudad (la Velvet, Ramones), el deje slacker de Pavement, la angulosidad de Wire y la comedia de Devo. Incluso saltan algunas chispas que retrotraen a la excitación de cuando descubrimos a The Strokes. Por no hablar de la vivaz new wave que espolean cortes como “Berlin Got Blurry” (Elvis Costello intentando escapar de un spaghetti western), “Paraphrased” (planteada como una adivinanza semántica) o esa tremenda “One Man No City” que baila al ritmo de Talking Heads. Nada nuevo, pero todo bueno, en la encomiable consagración de Parquet Courts.

“One Man No City”.

Arriba