USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2011)

PATA NEGRA Blues de la frontera

Vinilísssimo-Munster
PATA NEGRA, Blues de la frontera
 

La paciencia y el bolsillo del difunto Mario Pacheco permitieron que “Blues de la frontera” (1988) –séptimo mejor disco español del siglo XX según el Rockdelux 223– llegara a buen puerto. El jefe del sello Nuevos Medios, principal valedor editorial del nuevo flamenco, supo lidiar con una grabación fragmentaria que parecía eternizarse y puso a disposición de los hermanos Amador todo lo necesario. Cuesta creer que Rafaliyo y Raimundo facturaran este disco casi sin hablarse. Su relación, a la deriva en un mar de egos, se hundió durante la gestación del álbum y Raimundo terminó poniendo tierra de por medio.

Secundado por un plantel de músicos que era puro lujo ibérico –miembros de Ketama, Alameda, Dogo y Los Mercenarios o Smash en los créditos–, el fraternal dúo hispalense refinó todo lo apuntado en sus anteriores trabajos, estableciendo un fluido diálogo genérico en el que se imponían rock y flamenco, pero que tendía puentes entre la Plaza de Doña Elvira y Broadway –el estándar “How High The Moon”–, teñía de jazz las sevillanas “Pasa la vida” –originales de Romero Sanjuán, para quien Raimundo trabajaba tocando el bajo– o dirigía su proa hacia costas jamaicanas en “Lunático”.

Con Carlos Lencero frente al escritorio –inolvidables los textos de “Yo me quedo en Sevilla”, “Camarón” y “Calle Betis”– y el visionario Ricardo Pachón en la pecera –Raimundo asegura que su mayor acierto fue “dejar hacer”, aunque admite que “Camarón” entró a última hora por insistencia del productor–, Pata Negra firmaron esta obra maestra e inagotable que, ahora, gracias a la serie Vinilísssimo, vuelve a girar en nuestros platos.

“Yo me quedo en Sevilla”.

Publicado en la web de Rockdelux el 10/1/2012
Arriba